Motor para persiana

Instalar un motor en una persiana es un montaje sencillo, que aporta una
serie de ventajas en nuestra vida doméstica, como son ahorro energético,
calidad de vida, seguridad y tecnología. Hoy los electrodomésticos de la
cocina nos evitan el esfuerzo que antaño requerían muchas tareas, como picar
carne o exprimir naranjas, y sin embargo seguimos subiendo persianas a mano,
algo también incómodo y que además puede causar lesiones a las personas
mayores.

Muchas veces descartamos la idea de poner persianas motorizadas, incluso en
las habitaciones más frecuentadas de la casa, ante el elevado precio de la
instalación realizada por profesionales. Pero hoy en día podemos optar por
comprar directamente el motor, y, si se nos da bien el bricolaje, instalarlo
nosotros mismos, con lo que nos ahorraremos una considerable porción del
coste final. Con ayuda de Motorizatuspersianas.com el montaje es muy
sencillo.

Calcular el peso de la persiana

Ante la variedad de modelos en función de la potencia que ofrece el mercado,
para elegir el motor idóneo debemos antes conocer el peso de la persiana. Lo
calcularemos multiplicando la anchura por la altura, y por un coeficiente en
función del material (pvc, madera, aluminio, etc.). De esa manera,
compraremos el motor ajustado a nuestras necesidades, sin gastos
innecesarios en potencia desaprovechada.

A continuación mediremos el diámetro del eje, abriendo la caja y bajando del
todo la persiana. Normalmente los ejes son de sección octogonal y tienen 40
ó 60 mm de diámetro. Este factor, además de condicionar el peso máximo
soportado por el motor, determina los adaptadores que necesitaremos.

Primero buscaremos los motores compatibles con nuestro diámetro de eje, y
luego con el peso; por ejemplo un motor para eje de 40 mm y una persiana de
17 kg. Si hiciera falta cambiar el eje del tambor para modificar el
diámetro, basta comprar la pieza en una ferretería y cortarla a la medida
correspondiente.

Qué tipo de accionamiento queremos

También deberemos decidir si queremos accionar la persiana con un mando a
distancia o mediante un pulsador. En el mercado existen motores con receptor
integrado, que podemos activar con un mando a distancia, o motores normales,
sin el receptor, que se accionan con un interruptor y son más baratos.

Además, podemos acoplar un programador, para que la persiana suba o baje a
las horas que queramos, e incluso un sensor de luz, que nos permitirá en
verano ahorrar en aire acondicionado, haciendo que nuestra persiana
permanezca bajada, en la posición que hayamos decidido, mientras la
temperatura siga siendo alta, es decir, en las horas de máxima luz.

Cómo realizar la instalación

Primero hay que abrir la caja de la persiana, bajarla del todo, y quitar los
flejes o correas que sujetan la persiana al eje. Luego sacaremos el eje y
desmontaremos el mecanismo de accionamiento antiguo (correa o cable).
Introducimos entonces el motor con sus adaptadores en el eje, hasta el
final, y atornillamos el soporte de cabeza del motor en el lateral
correspondiente.

Seguidamente, volvemos a colocar el eje, enganchamos los flejes donde
estaban, realizamos la preinstalación eléctrica según las instrucciones del
fabricante, y ajustamos el final de carrera con la herramienta adecuada. Por
último, cerramos la caja de la persiana y realizamos la instalación
eléctrica definitiva y los acabados estéticos (canaletas, etc.) para que la
persiana quede igual que estaba antes.

motor para persiana enrollable:

www.automatismoscano.com/categoria-producto/automatismos/enrollables/